Los solteros y las redes sociales

Escrito por: Hope Bolinger

Esta última cuaresma note un fenómeno entre los cristianos entre sus años de adolescencia y los 20s. En vez de ceder a las comidas azucaradas o a los aperitivos, decidieron evadir las redes sociales por los últimos 40 días de cuaresma.

Este fenómeno también ocurrió para aquellos mayores de 30, pero la mayoría de los que habían conectado conmigo o de los que vi un posteo en las redes sociales tenía entre 16 y 29.

Aunque un buen número de personas que participaron están en relaciones comprometidas, note a varios solteros participando. Creo que esto no ocurrió por error.

Las redes sociales tienen el potencial de un bien mayor. Tenemos una plataforma más grande para hablar sobre Cristo, y a menudo me encuentro cuentas de Instagram que mencionan versículos de la biblia o citas de cristianos conocidos.

Pero las mentes se pueden volver adictas a las redes sociales, tan fácilmente como a las drogas.

Sin mencionar que algunas fuentes han encontrado correlaciones entre el uso de redes sociales y temas de salud mental. Aunque estas son benefactoras en algunos aspectos, las redes sociales también conllevan un montón de peligro, especialmente para los cristianos solteros.

¿Cómo afecta a los solteros?

Amo la primavera y el verano por los climas cálidos, las flores brotando y un sol expuesto que ya estuvo oculto todo el verano tras una capa de nubes. Pero también odio esta época del año por dos razones:

1.- Anuncios de compromisos

2.- Fotografías de matrimonios

Quiero celebrar con mis amigos que han encontrado a esa persona que sus almas aman (Cantar de Cantares 3:4), pero luego de ver docenas de fotos con filtro de los viajes en búsqueda del vestido de novia perfecto, de los centros de mesas, y fotos del compromiso bajo los rayos del sol, un pozo se forma en mi estómago.

Volviendo a mis fotos, las miro, las comparo y me pregunto por qué no he encontrado al hombre que Dios llamó para mí.

Y ahora sé que no estoy luchando sola con esto.

He escuchado la frase que dice que la comparación se roba la alegría. Después de todo, Dios nos advierte sobre compararnos con otros en el décimo mandamiento (Éxodo 20:17). Las redes sociales abren la oportunidad a los celos y a la codicia, lo cual podría arruinar un día maravilloso que ha sido preparado por Dios.

¿Qué dice la Biblia sobre las redes sociales?

Esto no debería sorprendernos a ninguno de nosotros, pero nada explícito porque, bueno, Jesús no pronunció el Sermón del Monte mientras actualizaba su cuenta de Twitter.

Aunque quienes vivieron durante el Antiguo y el Nuevo Testamento no tenían las redes sociales al alcance de la mano, sí tenían algunas ideas sobre los subproductos que pueden provenir de las redes sociales.

Evita la idolatría: si hacemos clic en nuestra aplicación de Facebook antes de hacer clic en la aplicación de la Biblia para nuestra lectura diaria de la Biblia, hemos determinado cuál tiene prioridad sobre la otra en nuestras vidas (1 Corintios 10:14).

Usa las plataformas para reflejar la esperanza que tenemos: Aquellos que tienen una plataforma grande en la comunidad cristiana tienen un conjunto más amplio de expectativas (Lucas 12:48). Cuanto más grande sea la plataforma, más ojos mirarán para ver lo que decimos y hacemos. Si tenemos seguidores en las redes sociales, debemos asegurarnos de que las actividades en ellos reflejan la condición interna de nuestros corazones.

 Abstente de la envidia a toda costa: Proverbios 14:30 dice, "la envidia pudre los huesos". Si descubrimos que la envidia comienza a descomponer nuestro ser más íntimo cuando nos desplazamos por las fotos en Facebook, deberíamos considerar recortar las redes sociales.

Entonces, ¿deberíamos eliminar nuestras redes sociales por completo?

Creo que depende. Comprensiblemente, algunos de nosotros tenemos razones válidas por las que no podemos eliminar nuestras cuentas. Pero podemos beneficiarnos de la reducción.

Tengo varios amigos que tienen que usar las redes sociales para construir una plataforma para un negocio, ya sea el propio o el que los emplea. Si su trabajo lo requiere, eso deja muy poco margen de maniobra cuando se trata de abandonar las redes sociales.

Incluso cuando se trata de cuentas personales de redes sociales, a veces solo podemos conocer la salud o los eventos de la vida de amigos a través de Facebook o Instagram.

Pero en cuanto a las cuentas personales de redes sociales, especialmente como una persona soltera, si encuentra que la envidia y las actitudes codiciosas se infiltran en su mente y corazón cada vez que se desplaza, considere la posibilidad de retroceder.

Las redes sociales (en sí mismas) podrían no ser el problema.

La herramienta de las redes sociales tiene esta mágica tendencia a sacar lo peor de nosotros. Si echa un vistazo a la sección de comentarios de cualquier publicación de Facebook, esto a menudo puede revelar el núcleo de nuestra condición.

Algunas formas en las que las redes sociales pueden exponernos:

Nuestro deseo de aprobación: Como cristianos solteros (incluso los cristianos que no buscan una relación en este momento) todos anhelamos la aprobación de una forma u otra. A veces usamos las redes sociales como una forma de llenar el vacío que verdaderamente solo Dios puede llenar. Después de todo, la opinión de Dios importa, la de nadie más.

Nuestro deseo de ser escuchado: Yo sonrío más a un artículo mío que recibió 100 me gusta en lugar de 10 porque siento que más público escuchó lo que tenía que decir. Aunque una plataforma más grande puede permitir que más personas escuchen el Evangelio, a menudo mis intenciones de obtener más “Me gusta” o más visitantes en la página provienen del egoísmo.

Nuestro deseo de conexión humana: aunque las redes sociales tienen una naturaleza antisocial, anhelamos la inclusión a través de plataformas como Facebook. A menudo olvidamos que, como cristianos, pertenecemos a la familia de Dios. Aunque amo a mi equipo de Instagram y los grupos de escritores en Facebook, ninguno de ellos puede replicar la camaradería que proviene de nuestra herencia como hijos de Dios.

Considera estas soluciones para reducir la escala:

Si deseas tomar un descanso de las redes sociales, o al menos, pasar menos tiempo en las redes sociales, considera hacer una de las siguientes cosas:

Elige un día de reposo para abstenerte de usar las redes sociales. Sería mejor hacerlo el mismo día en que se toma un día de reposo de las actividades laborales (Éxodo 20: 8). De esa manera puedes dedicar todo ese día a descansar y disfrutar de Dios.

Tu tiempo. Designa una cantidad determinada de tiempo durante el cual desees desplazarte y configura una alarma. Si puedes evitarlo, no hagas trampa.

Cuando empieces a sentir que los celos se apoderan de ti, sal de la aplicación de redes sociales inmediatamente. No permitas que Satanás se establezca. (Efesios 4:27)

Antes de desplazarte por la mañana, primero haz clic en la aplicación Biblia. La forma en que comenzamos nuestras mañanas a menudo determina nuestra actitud para el resto del día. Es posible que deseemos pasar por Instagram antes de pasar a nuestro devocional diario. Pero debemos poner a Dios en primer lugar, incluso como el primer evento de nuestro día. (Mateo 6:33)

Reducir el uso por completo. Esta solución de pavo frío puede asustarnos a algunos de nosotros, pero si descubrimos que una aplicación consume nuestras vidas, o nos hace pecar o tropezar, debemos eliminarla (Mateo 5:29).

Si las redes sociales se han convertido en un ídolo, hasta el punto en el que cada día o cada hora verificas tus seguidores y te preocupas si una imagen obtiene más me gusta que otras, probablemente deberías considerar dejar de lado Instagram o Twitter por una temporada.

-----------------------------------------------------

Hope Bolinger es una agente literaria en CYLE y se graduó recientemente del programa de escritura profesional de la Universidad Taylor. Más de 300 de sus trabajos han aparecido en varias publicaciones que van desde Digestión de un Escritor hasta Claves para Niños. Ha trabajado para varias editoriales, revistas, periódicos y agencias literarias y ha editado el trabajo de autores como Jerry B. Jenkins y Michelle Medlock Adams. Su columna “Trucos de Esperanza”, consejos y trucos para evitar el bloqueo del escritor, llega a más de 2,700 lectores por semana y se presenta mensualmente en el blog de Cyle Young, que recibe más de 63,000 visitas mensuales. Su Daniel actual, “Blaze” (Iluminación) sale a la venta el 3 de junio, y está listo para ser ordenado ahora. Descubre más sobre ella aquí.


headshot of author Hope BolingerHope Bolinger is an editor at Salem, literary agent at C.Y.L.E., and a graduate of Taylor University's professional writing program. More than 1,000 of her works have been featured in various publications ranging from Writer's Digest to Keys for Kids. She has worked for various publishing companies, magazines, newspapers, and literary agencies and has edited the work of authors such as Jerry B. Jenkins and Michelle Medlock Adams. Her modern-day Daniel trilogy released its first two installments with IlluminateYA, and the final one, Vision, releases in August of 2021. She is also the co-author of the Dear Hero duology, which was published by INtense Publications. And her inspirational adult romance Picture Imperfect releases in October of 2021. Find out more about her at her website.

Devocional Diario

Ver Todo